Circuncisión

Consiste en la eliminación del prepucio sobrante que dificulta la retracción sobre el glande.

Se realiza bajo anestesia local o sedación en función a las preferencias del paciente.

El primer paso es la elongación del frenillo, posteriormente se realiza un corte prepucial por debajo de la zona estenótica, se coagulan los puntos sangrantes, se recorta la mucosa aproximadamente a 1 cm tras la corona del glande, y se realiza sutura piel-mucosa.

El tiempo medio de la cirugía es de 25-30 minutos, depende de las posibles plegaduras balanoprepuciales o de la posible patología cutánea del paciente.

Pongo un vendaje compresivo dejando libre el meato uretral, se retira a las 24 horas.
Recomendamos mantener el pene hacia el abdomen, evitar las erecciones y mantener la herida limpia y seca hasta que se caigan los puntos, aproximadamente 20 días.

Las complicaciones inmediatas pueden ser infección de la herida y/o hematoma y las tardías edema de mucosa y estrechez de la sutura, ambas poco frecuentes.