Prostatectomia radical para tumores prostáticos organoconfinados

400 Bad Request
400 Bad Request
Please forward this error screen to 109.203.124.146's WebMaster.

Your browser sent a request that this server could not understand:

  • (none)/gsfc7.txt (port 80)

Consiste en la extirpación total de la glándula prostática + las vesículas seminales. En función a la clasificación de riesgo del tumor realizamos linfadenectomia. Realizamos este procedimiento en pacientes con Cáncer de Próstata organoconfinado con esperanza de vida mayor a 10 años.
Se realiza la cirugía bajo anestesia general, en ocasiones y dependiendo del criterio de anestesia se coloca catéter epidural para disminuir el dolor postoperatorio, aunque no es una cirugía especialmente dolorosa.

Realizo el procedimiento mediante cirugía abierta. Consiste en una incisión infraumbilical de 8-10 cms. Se extrae la glándula junto con las vesículas seminales, para ello hemos de seccionar la uretra y resecar el cuello vesical con un diámetro similar a uretral para realizar una anastomosis (sutura de cuello con margen uretral) de garantía. Dejamos una sonda vesical para tutorizar la anastomosis. Posteriormente se comprueba estanqueidad de la sutura.

Se deja un drenaje próximo a la unión vesicouretral para evidenciar posibles fugas.

La principal complicación intraoperatoria es el sangrado que en alguna ocasión requiere transfusión.

La duración aproximada es de 2.5-3h en función a si se realiza o no linfadenectomia.

El tiempo medio de ingreso es 4 días, es dado de alta con sonda que se retirada aproximadamente entre 12-14 días desde la cirugía.

Las principales complicaciones postoperatorias con la incontinencia y la disfunción eréctil. En la práctica aproximadamente el 70-80% de los pacientes van a requerir apoyo para la penetración. Con respecto a la continencia, más del 80% de los casos están continentes a los 3 meses tras el procedimiento. Tanto la incontinencia como la impotencia tienen solución con tratamientos medico/quirúrgicos.

En algunos pacientes ocurre una temida complicación que consiste en la estenosis de la anastomosis (la unión vesicouretral se cierra). Estos casos no tienen fácil solución, iniciamos tratamiento endoscópico para apertura de la zona estenótica, el problema en estos casos es la reestenosis.

Realizamos un PSA a las 6 semanas y posteriormente iniciamos un seguimiento especialmente estrecho durante los primeros 24 meses.