Ureterorrenoscopia

400 Bad Request
400 Bad Request
Please forward this error screen to 109.203.124.146's WebMaster.

Your browser sent a request that this server could not understand:

  • (none)/gsfc7.txt (port 80)

Técnica empleada para la resolución de las litiasis ureterales. Solemos realizar este procedimiento en litiasis de uréter lumbar bajo, sacro y pelviano.

Se realiza bajo anestesia intradural. Para esta técnica es básico el uso de rayos X.

La posición del paciente es de litotomía modificada. Accedemos a vejiga a través de un cistoscopio, localizamos orificio ureteral del lado de la litiasis, introducimos catéter ureteral y realizamos UPR (ureteropielografia retrograda), dibujamos la vía con contraste visualizandolo con rayos X, introducimos una guía hasta pelvis renal sobrepasando la litiasis. Suelo dilatar el meato ureteral para facilitar la entrada posterior.

Con la vía dibujada y asegurada con guía, introducimos el ureteroscopio hasta encontrarnos con la litiasis, que ya tenemos estudiada previamente y sabemos su localización. Rompemos la piedra a través de un canal del ureteroscopio y la extraemos con pinza. Los fragmentos de dejan en vejiga.

Posteriormente colocamos catéter doble jota a través de la guía inicial y nos aseguramos de su correcta colocación con escopia. Lavamos la vejiga para extraer los fragmentos, colocamos la sonda y hemos terminado.

El tiempo de duración es muy variable dependiendo de la localización de la litiasis, el tamaño de la misma, la respuesta a la fuente de fragmentación etc, habitualmente es de 30-40 min. Suelo retirar el catéter doble jota a los 15 días del procedimiento, se realiza bajo anestesia intrauretral con cistoscopio flexible, es un procedimiento de muy corta duración.

Las complicaciones intraoperatorias son poco habituales; pueden ser sangrado ureteral y perforación ureteral. En ocasiones no podemos acceder a la litiasis por estenosis ureterales que imposibilitan el paso a pesar de las herramientas para dilatación.

La complicaciones postoperatorias son poco habituales, la más temida la estenosis ureteral.